No existe una línea de tiempo de cómo hemos llegado hasta aquí, se puede decir que una situación nos llevó a otra, y de esta a otra, y otra, y otra, hasta este instante en el que estamos a punto de publicar nuestra primera caja grafa. Siempre todo girando alrededor de una palabra «grafa» que se ha mantenido en el vocabulario de la asociación y ha sido el canal de ideas y realidades: de hacer actividades inconexas a crear una asociación, desde la posibilidad de hacer una pequeña publicación, hasta crear una editorial, de pensar en un autor a contactar con ocho para esta primera caja.

Somos cinco profesionales de muy diversa índole pero con un interés común la divulgación de la cultura y sobre todo del arte, posibilidad que el grabado, perdón el arte grafo, nos hace factible. La caja grafa es un contenedor de arte donde queremos transportar hasta el público en general, la obra de un amplio abanico de manifestaciones artísticas, armonizando artista noveles y distinguidos, disciplinas tradiciones con otras más actuales o modernas alrededor de un tema como hilo conductor. En esta primer número dedicado a Cuenca como no podía ser de otra manera ya que es donde nos hemos conocido, estudiado, trabajado y afincado los cofundadores grafos.

Muy pronto el número 1 de La caja grafa se publicará gracias a los artistas que desde el primer momento colaboraron aportando sus obras, sin ellos esto no sería posible.